miércoles, 24 de junio de 2015

¿Dónde reside el poder del populismo?

Está visto que el populismo, lenta pero inexorablemente nos empuja a la degradación social.

De manera que es hora de ir pensando en declararle la guerra abiertamente y bombardear su cuartel general.

Pero su poder reside en un lugar secreto, una especie de bunker muy bien disimulado.
Cuando yo señalo a ese lugar, nadie se molesta ni siquiera en revisarlo porque parece intrascendente.

En un laboratorio transforman a los humanos en corderos, les quitan sus objetivos vitales, los hacen vulnerables y fáciles de manejar.


Desde pequeños comienzan a borrarle su natural incentivo a la prosperidad diciéndoles que el trabajo es una carga social y no una fuente sustentable de prosperidad y felicidad
.
Más adelante, cuando ya idolatran a los corderos que nunca trabajan y viven de Dios, les hablan de la "solidaridad obligatoria" de manera que les hacen sentir que la prosperidad es un pecado.
Les inculcan una doctrina social dictada por los papas, que borra completamente los objetivos que Dios encomendó a los humanos.
 

Entonces a la persona, luego de todo ese adoctrinamiento, le parece natural que a la diferencia entre lo que el consumidor y el empleador le pagan por su trabajo, quede en manos del Estado re-distribuidor.
Justifican el eufemismo del "impuesto solidario", que no es otra cosa que recaudar de cada empresa la participación en las ganancias que correspondía al personal, para volcarla en los indolentes que eternizan semejante atropello con su voto.

¡Pero hay buenas noticias!

Semejante super-estructura descansa sobre un solo punto, por lo que el populismo se vuelve muy vulnerable.
Ya descubrimos el bunker al que hay que bombardear para ganarle la guerra!


Al populismo no se le gana con su mismo discurso populista sino invitando a todos a la fiesta de la producción.


Si logramos que el Impuesto Ganancia Empresa sea para participar ganancias al personal, la doctrina social caerá, trabajar y esforzarse será más conveniente que "lo otro" y así las mafias se quedarán sin clientes en cuestión de meses.
El desempleo desaparecerá porque contratar personal será el mejor de los negocios.
Y una vez que acabemos con el desempleo, que es el general en j
efe enemigo, la guerra habrá terminado.

Victoria de la armonía, de la sinergia, de la libertad.

2 comentarios:

  1. Muy bueno el concepto. voy a seguir mirando el blog. Zipmex

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo.
    Somos muy pocos los que zafamos del lavado de cerebro.

    ResponderEliminar

Su comentario será bienvenido!