viernes, 18 de marzo de 2016

Doctrina de la Ganancia

No es derecha, izquierda ni populismo, es

La Cuarta Postura 

Los detalles están expresados en el libro "Siembra, y Cosecharás" que puede leerse en mi entrada anterior, pero se resume en ocho puntos:



El árbol del conocimiento y la decisión

a- A los humanos se nos ha provisto el “árbol del conocimiento y la decisión”, una especie de máquina metafísica para que continuemos la tarea creativa.

Es un frutal, y como todo árbol, se nutre por arriba y por abajo.

Tiene cinco ramas escudriñando el mundo físico y cinco raíces  wi-fi bebiendo de la fuente de sabiduría superior. 
Por eso se le suele denominar también "el árbol invertido".

b- Su fruto es ese excedente entre lo que producimos y lo que consumimos, que es lo único que nos diferencia del resto de las especies porque genera la prosperidad individual.

c- Se nos ha indicado repetidamente (mediante revelaciones o sueños transformados en “escrituras sagradas”) que ese fruto no debe comerse porque eso haría que el trabajo dejara de ser la principal fuente de felicidad individual para convertirse en una carga necesaria para la subsistencia. 
Hemos desobedecido ese vital mandamiento desparramando nuestras ganancias en lugar de que cada cual administrara la suya.

 Quien es víctima de ese error reniega de su árbol, reniega de su condición humana y ansía volver al status anterior.
 Por eso este infierno de depresión, desempleo, pobreza, narco-tráfico e inseguridad

d- La producción de excedentes es una tarea compleja, ya que es necesario el concurso de diferentes géneros para que el sistema económico sea verdaderamente efectivo. 
Existen cuatro géneros básicos, diferenciados por incentivos diferentes y objetivos diferentes que producen esa felicidad. 
Son:
600 Vulgares buscando previsibilidad, 
60 Emprendedores buscando ganancias, y 
6 Líderes buscando prestigio 
por cada Sensei buscando iluminación.
 Los cuatro objetivos son logrados por el trabajo en sus diferentes modos.

e- Ese fruto que cada uno consigue buscando su propia felicidad no se pierde al morir, ya que se transforma en más ventura para la próxima vida (incluso hasta ascenso de condición).
Ese proceso es conocido como “el reino de los cielos” o "heavens" o “karma” en los diferentes idiomas.

f- Jesús dice “sobre mucho le pondré” a quien logre mayor rentabilidad en su búsqueda de felicidad y prosperidad.
Y augura “llanto y crujir de dientes” a quien no prospera, a quien entierra su fruto en lugar de (como mínimo) entregarlo a los banqueros para que rinda algún interés.
Como ven, la parábola de los talentos dice mucho más que lo que se cree.

g- Una vez conocido el principal objetivo de los humanos (cuyo apartamiento es la causa de este desequilibrio social), estudiemos cómo se retorna a la natural armonía social.
Este desequilibrio apareció cuando el trabajo comenzó a remunerarse por su costo y no por su precio, error que primero cometieron los emprendedores al encontrarse con la producción industrial (capitalismo).
Luego vino una segunda postura (izquierda) ante las nuevas relaciones laborales, pero  fracasó por creer que matando la jauría se acabaría la rabia.

Ahora el Estado comete idéntico error que el capitalismo.
Con el insólito Impuesto a los Réditos o a las Ganancias de las Empresas se queda con el fruto de su personal.
Esa Tercera Postura inspirada en la Doctrina Social de la Iglesia, hoy es conocida como "populismo".
Obviamente que no la resuelve, sino que la institucionaliza contraviniendo el principal objetivo de los humanos que es un objetivo “individual”:

Cada uno debe producir más que lo que consume y cobrar la diferencia.
(En los escalones superiores, 
cuando uno entiende que no es una identidad separada, sino una parte del Todo, consume cada vez menos)

El trabajo es una mercancía muy particular:
Si lo pagas al costo, termina costando más que lo que vale.
Si lo pagas al precio, termina valiendo más que lo que pagas.

h- Entonces ¿cómo se retoma el camino natural de la economía?
Debemos utilizar el dinero del Impuesto a las Ganancias de las Empresas para participar al personal propio y de terceros de “esa” empresa.
Ello significa volver a remunerar el trabajo por su precio y no por su costo.
No haberlo hecho antes hizo que el costo del trabajo se haya vuelto MAYOR  que su precio. 
La famosa plusvalía debe volver a su dueño.
Macri evalúa la ley GANANCIAS PARA TODOS

Hagamos nada más eso, y el desempleo, la mayor paradoja de hoy (con todas sus lacras), desparecerá en cuestión de meses. Contratar personal será el mejor negocio.

Podemos decir entonces sin temor a equivocarnos, que si no se utiliza para participar ganancias al personal de esa empresa, el Impuesto Ganancia Empresa es un simple robo.
Pero es el robo más escandaloso de la historia humana porque no sólo afecta el patrimonio del 90% de la humanidad sino que bloquea su desarrollo espiritual.
Y estudiando su origen encontramos que fue un argentino (Federico Pinedo) quien se vio obligado a aplicárselo a la Swift por primera vez en el mundo, durante la Patagonia Rebelde.

El bien y el mal, así como el tiempo y el espacio, son construcciones necesarias para el conocimiento y la decisión.

Son generadas por el "árbol invertido".
No existen en el mundo físico ni en el espíritu de los animales.

Reaccionemos antes de extinguirnos, por favor!

Vea el proyecto de ley completo

lunes, 23 de noviembre de 2015

¿Qué hará Macri?

Mauricio Macri tiene una herramienta poderosísima que pondrá en marcha inmediatamente:

Entusiasmará a los empleados de empresas privadas (que son el 90% de la economía). 

Si producen más que su sueldo, les pagará la diferencia en efectivo!
Así, el producto bruto se puede duplicar en poco tiempo.

El empresario no tomará la iniciativa.
Es el Estado (que le retiene ganancias) quien debe participarlas.
Pondrá todos los motores en marcha con una simple ley que apoyarán todos los legisladores.

El humano vino a prosperar, no a vegetar.
Pero la “justicia social” lo neutralizó quedándose con su excedente!

Basta de indolentes prendidos al Estado!
El IMPUESTO GANANCIA EMPRESA será para participar a su personal!
Y así, contratar personal será el mejor negocio.
Chau desempleo y sus mafias!


Lea el Proyecto de ley

Más información:
2804715195

miércoles, 28 de octubre de 2015

Francisco y la prosperidad

Nadie en latino-américa modifica legislación tributaria o laboral sin el aval del vaticano.
Sabemos que los pocos que se atrevieron quedaron desarticulados.


La autorización para hacerlo en cada época es resorte exclusivo del papa que tiene aval "divino" para modificar doctrina social.


Nuestro papa sabe que Jesús aconsejaba al pueblo multiplicar sus talentos, que prosperar es el mandamiento más olvidado de  los últimos siglos.

Por eso, Francisco le ruego que revise la doctrina social pues tiene algunas fallas que enumeraré y que la transforman en obsoleta.




Usted tiene la palanca correspondiente.


Creo que los siguientes aspectos de la doctrina social de la iglesia arrastran algunos anacronismos:


1. Para que la sociedad funcione armónicamente no es condición previa "mejorar" al ser humano, no necesitamos moderar su egoísmo, porque eso inmoviliza profundamente. Habría que esperar décadas, si fuera posible “mejorar” a todos las personas que intervienen en la economía. El ser humano común desde el génesis jamás mejoró. Nunca superó la ilusión del yo (ni lo hará) porque es es su motor de progreso.

2. Ya no impulse la "solidaridad obligatoria"
Los emprendedores y empleados más esforzados, son obligados a ser solidarios con los emprendedores y empleados menos esforzados. Produce abatimiento y haraganería.

3. Ya no instale la falsa idea de que la economía suma cero, es decir que lo que se dé a uno, se le debe quitar a otro. No es cierto. La economía es el arte de hacer que todos y cada uno de los integrantes de la sociedad produzcan más que lo que consuman.

4. Ya no aconseje "atender a las necesidades" de los empleados. Porque eso en realidad significa que se le pague sólo por lo que necesite y no por lo que haga. Es lo peor que ostenta la actual doctrina social porque la esclavitud no le sirve a nadie.

5. Ya no aconseje la confiscación de la tercera parte de los beneficios empresarios, a menos que sea para cumplir con el Art. 14bis de la Constitución Argentina.
Porque ese dinero no es otra cosa que la participación en las ganancias que debió cobrar el personal propio y de terceros de "esa" empresa.

6. Ya revisemos esa aseveración que decía que la pobreza era "una virtud".
Para el hombre común, para quienes aún no llegamos a ser a santos, la prosperidad es nuestra herramienta para crecer espiritualmente tal como enseña la parábola de los talentos que Jesús nos dejó con tanta claridad.

7. Gremios y cámaras ya no representan a nadie. No los indique como protagonistas de Diálogo Social.


Ya no hay espacio para errores Francisco.
Le ruego que revise la doctrina social y si considera que se puede mejorar, hágalo lo más pronto posible porque la degradación humana no deja de avanzar.


Si tiene ganas, me llama.
2804715195

miércoles, 7 de octubre de 2015

Macri participará GANANCIAS


Argentina a todo motor.
Mi eje de campaña será el proyecto de participar ganancias.

sábado, 29 de agosto de 2015

GANANCIAS ¿Ya no será un impuesto?

¿Pasará a ser un premio?

No confíes en quien te prometa "justicia social". 
Puede apagar tu fuego vital!
Porque la justicia es merecimiento, es individual, no viene en bolsa.


Entonces ¿cuál es la verdadera intención del político populista?


Robin Hood ya murió, así que al millonario nadie podrá sacarle un dólar.
Además está protegido por el principio de propiedad privada.
A un millonario no le sacarás dinero, a menos que haga negocio contigo.


El único dinero que puede manotear el populista es el que aún no nació, el que vas a generar tú con tu esfuerzo creativo.

El populista te dice:
"Le sacaremos dinero a las empresas para mejorar tu sueldo"
Lo que no te dice es que las empresas que ganan dinero lo hacen gracias a tus ganas de esforzarte y de desarrollar tu creatividad.

O sea que su propósito inconfesable es que te sacará todo lo que ganes!

En concreto, lo que hace el populista es usar la participación en las ganancias que te corresponde,  para dársela a otros empleados que ya perdieron ese fuego vital de las ganas de trabajar.

Por eso, a corto plazo también tu pasarás a engrosar el ejército de los que perdieron las ganas de trabajar, porque ya aprendiste que trabajando no prosperarás.

Lo que te propongo entonces es que el IMPUESTO GANANCIA EMPRESA (que es precisamente esa participación que te están quitando para asistir a los indolentes), sea para participar el personal de cada empresa.
Y así jubilaremos al populismo de una vez y para siempre y la prosperidad será para todos.
Porque todos recuperarán sus ganas de trabajar, ese fuego vital que nos hace prosperar en base al esfuerzo individual por nuestra familia.

jueves, 27 de agosto de 2015

¿La igualdad hace que nadie prospere?


Desde la revolución francesa, los movimientos sociales enarbolan la bandera de la igualdad.


Hoy a 200 años de ese hito, estamos en condiciones de evaluar la pertinencia y conveniencia de seguir con ese reclamo popular.

La sociedad es una máquina poderosísima con cuatro motores de sobrada potencia.

A este impulso no lo muestran los animales y entonces podemos considerarlo como la condición, como el rasgo distintivo para ser persona.


Los 4 motores no son iguales porque muestran distintos incentivos para la acción, y entonces tienen funciones escalonadas en el tejido social por su diferente capacidad de conducción.

Primero está el 600 BÁSICOS
Aún no tienen capacidad para conducir a otros. Y su incentivo para actuar es previsibilidad. Un sueldo motivador, una obra social y una jubilación es lo que aspira en esta vida.
No sirve para legislar porque su objetivo es individual, su YO  es más fuerte que los de las demás clases.

Después viene el 60 EMPRENDEDORES.
Capacitados para conducir a decenas de personas.
Su incentivo para actuar es el incremento de la rentabilidad del capital que le han confiado para producir.

Luego viene el 6 LÍDERES.
Capacitados ya para conducir a decenas de emprendedores.
Su incentivo para actuar es el incremento de prestigio y la consecuente fama debida a su capacidad de relación humana.

Por último tenemos al SENSEI.
Capacitado para conducir mediante filosofía de vida a varios líderes.
Su incentivo para actuar es el incremento de sabiduría debido a su capacidad de relación con lo metafísico. Recién en esta situación se comienza a superar la ilusión del yo, a superar el YO.

Y aquí viene lo más curioso:
Con ese cuento de la igualdad o "justicia social", pasaron  10 generaciones y no se produjo "movilidad social"  ni nada parecido.
Las proporciones de cada clase son las mismas desde que el mundo es mundo. (Por cada YO Sensei hay seiscientos, sesenta y seis de los otros)

La clase que tiene su YO  "nuevo", es decir aquéllos en quienes la ilusión del yo está más potente, (contrariamente a lo que muchos creen) son los BÁSICOS y son cada vez más pobres.


Pero las restantes clases  tampoco prosperaron.
Sólo prosperaron las mafias ligadas a las corporaciones que controlaron esa "fraternidad" entre iguales y lucharon  contra las otras clases.

Porque resulta que esa "igualdad" que pregonan consistió en que nadie prospere.
Y entonces, los excedentes que lograban los CONDUCIDOS más esforzados fueron cercenados para asistir a los CONDUCIDOS más indolentes y eso generó esta cultura "anti-trabajo".

Además se boicoteó al capital productivo que los EMPRENDEDORES tienen a su cargo, el cual entonces es cada vez menos.


Eso fue letal para la sociedad, porque esa depresión  terminará apagando la llama humana, esa "combustión" que decíamos que se enciende al nacer, y quedamos en esta inmovilidad que caracteriza a las demás especies que no cuentan con YO.



¿Conviene la lucha de clases o la sinergia entre ellas?

¿Cómo podemos saber en qué motor está cada uno?