domingo, 16 de agosto de 2015

¿Cómo será la sociedad de la Cuarta Postura?

Vamos a demostrar que la tercera parte de las ganancias de todas las empresas es dinero del personal y no del Estado que la confisca.

La producción de cualquier empresa es generada por capital y personal proporcionalmente a sus respectivos costos.
Porque si así no fuese, la decisión de reemplazar máquinas por personas (o viceversa) no tendría ninguna lógica.
A eso lo sabe cualquiera que sepa determinar el punto de equilibrio empresario. 


Por ende, las ganancias también son generadas por capital y personal proporcionalmente a sus respectivos costos.
Hay un modelo matemático que se puede correr en cualquier empresa.
En el 95% de los casos, la tercera parte de las ganancias fue generada por el personal de la empresa, porque la relación de costos capital/personal es generalmente 2 a 1

Voy a explicar con un ejemplo sencillo, pero que puede extrapolarse a cualquier empresa.

Imagine una empresa que produce zanjas.
Primero debe determinar si las hará con máquina retroexcavadora y maquinista, o con la cantidad de paleros que logre el mismo ritmo.

Para ello compara los costos de ambas alternativas, LOS COSTOS RESPECTIVOS de capital y personal.
Porque evidentemente, la producción de la empresa es generada por capital y personal, proporcionalmente a sus respectivos costos.


Los metros de zanja a facturar son producidos por máquina y personal proporcionalmente a su respectiva incidencia en los costos fijos.

Y COMIENZA A TRABAJAR Y A FACTURAR

Luego determina la longitud de zanja que debe hacer por mes para absorber ambos costos, y a ésa se la denomina "producción de equilibrio".
Si luego, el equipo designado produce más que la producción de equilibrio, se genera la tan ansiada ganancia.
Pero para ello es imprescindible que el personal tenga idénticas intenciones, porque en realidad quien le imprime ritmo a la máquina o a la pala no es el empleador sino el personal.

Entonces, resulta lógico que la parte de las ganancias que NO CORRESPONDE a la máquina, quede en manos del personal que realizó ese esfuerzo creativo extra.
De lo contrario, al mes siguiente no colaborará y la que más perderá será la empresa.

El Estado actual retiene esa tercera parte de las ganancias a todas las empresas, pero ese acto sería lícito sólo si se destinara a participar ganancias al personal de esa empresa.

LA BAJA RENTABILIDAD DE LA ECONOMÍA RESPONDE EXCLUSIVAMENTE A ESE ERROR QUE GENERA CONFLICTOS, DEMANDAS LABORALES Y BOICOTS SINDICALES QUE TERMINAN QUEBRANDO LA EMPRESA Y DEJANDO A LA SOCIEDAD EN UN ESTADO DE DEPRESIÓN QUE LA ARRASTRA A TODOS LOS ABISMOS.

Pero además, si el IMPUESTO GANANCIA EMPRESA se destinara a participar al personal, éste compatibilizaría sus objetivos con los de la empresa, y entonces contratar personal sería el mejor negocio.

El desempleo desaparecería en cuestión de meses y entonces el Estado se ahorraría el 80% de su presupuesto, ése que hoy dedica a subsidios y asistencia social.
Cuando no haya desempleados, cuando todos sean prósperos, no habrá más delincuentes que los reales.

4 comentarios:

  1. Un mundo así, no seria posible por los ambiciosos, con poder.

    ResponderEliminar
  2. Quizás no tamaste en cuenta que los ambiciosos con poder serán los más interesados porque impulsar el futuro es lo que les conferirá el mayor poder de todos.

    ResponderEliminar
  3. Me
    Suena lejanamente a plusvalía. Pero seguiré leyendo, tal vez solo sea un fantasma😊

    ResponderEliminar
  4. Desde la revolución industrial no se prospera trabajando.
    Ya no robarán tu excedente.
    pic.twitter.com/ad690M1hBf

    ResponderEliminar

Su comentario será bienvenido!