viernes, 3 de enero de 2014

Se ha borrado de la mente universal

Es lógico que cuando alguien hace una silla, cobre por una silla.
Pero si hace dos sillas, debe cobrar por dos sillas.

Desde la revolución industrial esa proporcionalidad se rompió;  el trabajo comenzó a remunerarse por el costo y no por el precio. (Lo de las sillas es sólo un símbolo que representa el aporte del personal en los productos y servicios que se producen en todas las empresas privadas.)

Eso originó miles de conflictos alrededor del globo, hasta que apareció la doctrina populista, que inventó el Impuesto a los Réditos, o Impuesto a las Sociedades que confiscó esa diferencia entre el precio y el costo del trabajo de todos los empleados privados del planeta.
Los empleados no protestaron jamás por este "pequeño detalle". Sólo se pusieron en la vereda de enfrente de su empresa.
Y así los recursos comenzaron a escasear, se inventó la economía y ya sabemos lo que ocurrió después.

Lo realmente notable es que este discurso es rechazado por las mayorías, porque la lógica ha sido borrada de la mente universal.
Estamos encerrados como estúpidas panteras y ni siquiera atinamos a buscar la llave.

http://proyectoactitud.blogspot.com/




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!