miércoles, 1 de enero de 2014

No son corruptos!

Catalogar de corrupto a un funcionario populista es una ingenuidad.
El populismo, para financiar su doctrina necesita mucho dinero mal habido porque es la única manera de sostener el asistencialismo.
Sus funcionarios lo consideran "hacer el bien".
No son corruptos; son mucho más perjudiciales para la sociedad porque la están diseñando. Son  recaudadores del régimen conservador.


Para acabar con el populismo, que es acabar con ese tándem nefasto (ignorancia-poder) hay una manera más simple y efectiva:
El populismo sobrevive porque se queda con la diferencia entre el precio y el costo del trabajo de todos los empleados del país.
Sólo hay que sacarle esa muleta. Y tenemos con qué!

http://proyectoactitud.blogspot.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!