sábado, 14 de junio de 2014

¿Quiénes son los prácticos?

Hay muchas personas que ya desconfían de las ideologías y doctrinas que les han inculcado por décadas los políticos y sindicalistas, y con las que han querido dominarles en todos los ámbitos de la vida laboral y tributaria.

Ven que el populismo no marchó hacia la sinergia, sino que va hacia la autodestrucción.

Son los "prácticos" y dicen basta de teorías e ideologías. A las cosas!

La actitud sinérgica del personal de las empresas es la gallina de los huevos de oro que quieren recuperar.

Quieren revisar la doctrina social, que es ese conjunto subyacente de preceptos que ha servido de base a toda la legislación tributaria y laboral del planeta. Es la que ha hecho que 1/3 de la ganancia empresaria quede en el Estado.
Los prácticos preguntan: La tercera parte de las ganancias de todos los emprendimientos ¿No es la participación que generó su personal? ¿Por qué la doctrina social la dejó en el Estado?
Eso es lo primero que hay que revertir. Y la sinergia volverá!.

Dicen que para que una sociedad funcione armónicamente no es necesario mejorar al ser humano, que es lo mejor que Dios creó. Dejemos ya de perder el tiempo en adoctrinamientos.

Dicen que la base de la sociedad no puede ser la "solidaridad obligatoria" de los esforzados a los indolentes. Los indolentes no pueden ser los privilegiados, porque la inacción es la muerte de la sociedad. Basta de abatimiento y haraganería.

Dicen que la economía no suma "cero". Economía es el arte de hacer que todos y cada uno de los integrantes de la sociedad produzca más que lo que consuma.

Dicen basta de "cubrir necesidades" a los asalariados. Las relaciones laborales deben ir más allá. Deben pagar el valor real que tiene el trabajo que generó ese producto o servicio. Quieren recuperar los naturales incentivos humanos a la acción, que son como una especie de "negocio individual" de sembrar y cosechar, que cada uno cobre por lo que haga y no sólo por lo que necesita para estar disponible al día siguiente para ir a trabajar.

No creen que el bien individual sea contrario al bien común! Dicen que es momento de la Cuarta Postura, el camino más natural.

Dicen que si una persona sola en el medio del campo puede generar excedentes como para alimentar a su familia y progresar, cuánto más podrían hacer muchas personas si el sistema respetara esos naturales incentivos a la acción.

Dicen que cada uno puede administrar los excedentes que genere y así se sentirá parte de la sociedad, lo cual lo librará de depresión y adicciones.

Cuando al asalariado se le pague por lo que haga y no sólo por lo que necesite, las injusticias que padece nuestra sociedad que todos conocemos y que solemos esconder bajo la alfombra, van a desaparecer súbitamente.
Toda la economía florecerá y entonces los servidores públicos también lograrán homólogo nivel de remuneración.

El ser humano está diseñado para actuar por incentivos.
Todas las doctrinas sociales hasta el presente soslayaron esa ley universal, lo cual fue letal para la sociedad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!