lunes, 8 de diciembre de 2014

Los manuales de Dios

El populismo vocifera que el interés individual es incompatible con el de la sociedad. Y ha convencido a muchos!
Todas las ideologías buscan el bien común pero obligan a resignar una parte del bien individual. Pero eso no es sustentable, porque inexorablemente quienes terminan resignando su bien individual son sólo los más pobres.

Basta de ideologías.
El problema que vive la humanidad en las últimas décadas es que la doctrina social tenida en cuenta para diseñar legislación laboral y tributaria, repudia esa compatibilización de objetivos de emprendedor con su personal.
.
Esa doctrina dice que el interés individual se contrapone al interés de la sociedad!

Urge revisar esa doctrina social para volver a incorporar el individualismo y la prosperidad como los motores de nuestra acción.

En 2015, la tercera parte de las ganancias de todas las empresas será para su personal. Paga el Estado!.

El "gesto" que más espera el país para Navidad (y que posicionaría al gobierno para 2015) es el anuncio de la ley GANANCIAS PARA TODOS, que ya tiene en estudio para el año entrante.

Consiste en utilizar el dinero del Impuesto a la Ganancias de todas las empresas para participar al personal propio y de terceros de esa empresa, tal como indica el 14bis que nunca se reglamentó.

El desempleo desaparecerá en un año.

El dinero nacerá de esta nuevas relaciones laborales. No es necesario sacárselo a nadie.

El Estado marcará la novedad y empezará a recaudar sin techo.

Basta de ideologías. Leamos los manuales de Dios

Los manuales de Dios

Así como un empleador instruye a sus empleados sobre cómo quiere que le hagan las cosas, Dios nos ha dejado dos manuales que debemos consultar antes de comenzar cualquier acción.
La novedad es que a esos dos manuales (aunque muchos no lo crean), los tenemos muy en cuenta.

Esos manuales son
El "concepto de belleza"
El "concepto de conveniencia"

Antes de iniciar cualquier acción evaluamos si su fruto será bello y si nos conviene.

Así ha logrado Dios que las obras humanas siempre sean de su agrado.

El problema que vive la humanidad en las últimas décadas es que la doctrina social tenida en cuenta para diseñar legislación laboral y tributaria, repudia lo que dicen esos manuales.
Esa doctrina dice que el interés individual se contrapone al interés de Dios!

Urge revisar esa doctrina social para volver a incorporar el individualismo y la prosperidad como los motores de nuestra acción.

Hay un tercer manual para los discípulos de los sabios: las escrituras sagradas, que es donde están escritas estas cosas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!