jueves, 1 de enero de 2015

El Artículo 2

Se sospecha que el atentado a la AMIA fue un escarmiento a la Universidad de Tel Aviv por proponer reglamentar el Art.2 de la Constitución. A los judíos les interesaba mucho que fuera el Estado quien recaudara sus diezmos como se hace ya en todo el mundo.
La policía liberó la zona para que los iraníes actuaran.

Es sabido que el vaticano depende casi en forma exclusiva de la financiación que le brindan los Estados latinoamericanos, pues todos los demás Estados ya se han separado de la iglesia.

El vaticano sabe que si Argentina lograse reglamentar el Art.2 de su Constitución Nacional de manera que el culto deba ser sostenido con lo que recaude de sus fieles, desencadenaría una reacción en cadena que sería inmediatamente imitada por el resto de países de América del Sur y Central, que sería su acabóse.
Podemos decir entonces que el vaticano está en una situación muy delicada, muy endeble, y por eso ha hecho un pacto con los partidos populistas de todos esos países. Su futuro depende exclusivamente de que este pacto secreto no caiga.
¿De qué no sería capaz el vaticano para evitar que este pacto se conozca y entonces deba cerrar sus puertas?. ¿En qué consiste el pacto?
El vaticano les vende "gobernabilidad" a los partidos populistas, y les pide la no reglamentación de las Constituciones Nacionales en lo referente al sostenimiento del culto católico.
Los gobiernos, ya sean nacionales o provinciales, amparados por sus constituciones que ordenan "sostener" el culto católico apostólico romano, compran la cantidad necesaria de gobernabilidad, de manera que ningún opositor pueda acceder al poder.
Y así pueden hacer sus negociados "amparados" por un paraguas mafioso. Es un pacto mafioso pero está a punto de salir a la luz.
Reitero, el vaticano depende de que los Estados latinoamericanos lo sigamos financiando. Porque ningún otro país del mundo ya lo hace. Depende totalmente de nosotros.
Por eso digo que están en situación desesperante. El más leve error sería el fin del vaticano y éste podría ser el último papa.
.
El Pacto de Olivos tenía tres participantes y una cláusula secreta: "Evitar por todos los medios que alguien intentara reglamentar el Artículo 2 de la Constitución Nacional.

Ni Menem ni otros legisladores peronistas revelarán la verdad porque deben ser obsecuentes con quien le brinda "gobernabilidad" y defender los "altos" intereses de su partido.
El juez de la causa tampoco revelará la verdad porque su nombramiento debió contar con el pulgar en alto de un obispo.
La única manera de que el pacto secreto salga a la luz es que gane las elecciones un presidente republicano,
Pero además tendrá que contar con un Parlamento que acompañe.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!