miércoles, 20 de noviembre de 2013

Fiesta para despedir al populismo

Personas de todos los países que compartimos los siguientes conceptos y que no hemos pertenecido a algún gobierno sospechoso, convocamos a una fiesta para despedir al populismo en fecha y lugar a confirmar durante el año 2014.

Un testimonio privilegiado:
Estamos entrampados en el dilema populista.
Al fin y al cabo terminamos votando internas populistas.
En los años que tengo (y son muchos,103) , desde que comenzó el populismo se desbarrancó todo.
Siempre dividiendo al pueblo en buenos y malos , y creando la teoría amigos-enemigos.
Inventando enemigos donde nunca los hubo.
Por supuesto, esos enemigos pueden ser reales, pero muchas veces, son imaginarios, están sólo en la cabeza del dirigente autoritario , y megalómano de turno. 
Miguel Ricardo Ariz


Luego de los tropiezos de la revolución industrial, en que las relaciones laborales sufrieron el peor golpe de su historia, vino el populismo a intentar aislar la diferencia entre el precio y el costo del trabajo humano.
Y lo logró! Tuvo la fuerza necesaria para quitarle a los emprendedores la tercera parte de sus ganancias, convenciendo que ese dinero no les pertenecía.
Pero hoy, que debe dar el segundo paso, que es adjudicar ese dinero a su verdadero dueño, le falta poder.
El populismo comete entonces un error grave que va en contra de la naturaleza humana, lo cual es la verdadera causa del desempleo y del empleo en negro.
No sólo que copia las relaciones laborales del capitalismo remunerando el trabajo por su costo y no por su precio, sino que además se queda con la diferencia. Inventó para eso el Impuesto a las Ganancias de las Sociedades (3ª categoría) para quedarse con ese dinero que necesariamente tiene que ser afectado a asistir a los pobres que su propio error genera. Y entonces re-potencia el círculo vicioso de la injusticia que genera pobreza que a su vez genera más injusticia.

Antes, si alguien hacía una silla, cobraba por una silla. Y si hacía dos sillas, cobraba por dos.
La revolución industrial rompió abruptamente con esa proporcionalidad. Comenzó a remunerarse el trabajo por su costo y no por su precio.
Y luego de dos siglos, eso no se ha modificado aún!

Para remediar el problema hay que utilizar ese dinero para participar al personal propio y de terceros de "esa" empresa, lo cual compatibilizará los objetivos de empleador y personal.
El desempleo desaparecería en cuestión de meses, pero el populismo jamás lo hará.
Tenemos que sacar al populismo del poder.

La sociedad ha recorrido períodos traumáticos debido a la curiosa existencia de los conservadores.

Hubo cuatro o cinco escalones con profusa cantidad de muertes que ocurrieron antes de que una idea innovadora tomara cuerpo entre la juventud. Y eso sucedió porque los conservadores se oponían sin fundamento visible a la innovación, fuera cual fuese.



Con estas nuevas relaciones laborales que proponemos, verán los emprendedores que su empresa será mucho más rentable.
Verán los gobiernos que los recursos para el Estado serán mucho mayores y tendrán más gobernabilidad.

Verán los ciudadanos que el desempleo, esa paradoja, era fruto de una doctrina social equivocada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!