viernes, 1 de noviembre de 2013

Trabajar debería ser más rentable que lo otro


Se puede arreglar la economía en cuestión de meses sobre la base de que trabajar vuelva a ser rentable.
Mientras los emprendedores creen que su personal no tiene nada que ver con su ganancia, los empleados por el contrario creen que son su principal motor.
Pero si hacemos el cálculo preciso tomando en cuenta los respectivos costos, la tercera parte de las ganancias fue generada exclusivamente por el personal de esa empresa que se brindó por encima de lo exigido.

El resto, en la mayoría de los casos, es mérito del capital.

El Estado no sólo que debe retener esa tercera parte (como lo hace) sino que además, debe pagarla. Es participación en las ganancias.
Para los empleados volvería a ser conveniente esforzarse y desarrollar creatividad. Y entonces contratar personal dejaría de ser un peligro y volvería a ser negocio.Se puede acabar con el desempleo y con la pobreza con esa simple medida resorte exclusivo del Estado.
No se trata de “crear fuentes de trabajo” sino de que cada empleado tenga una meta en su trabajo. Todo lo demás viene por añadidura.
 

En Méjico hay un esbozo de sistema de Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU), pero tiene dos graves defectos:

La limita al 10% cuando puede demostrarse que el mérito es en la mayoría de los casos del 33%.
Pero además el trabajador la debe mendigar a su empleador, y lo lógico es que la pague el Estado, que para eso grava el 28%.
El Estado debe financiarse sobre patrimonios y consumos y no sobre las ganancias que consiguen los empleados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!