viernes, 9 de mayo de 2014

El Documento Episcopal

Aunque parezca paradójico, la iglesia es la principal culpable de la corrupción estatal y de la violencia social.
Su doctrina social (que ha servido de base para nuestra legislación laboral y tributaria) ha logrado que 1/3 de las ganancias de todas las empresas quede en el Estado, siendo que ese dinero es precisamente la participación en las ganancias que corresponde al personal propio y de terceros de esa empresa.
Eso es lo que a los gobernantes les da la libertad para hacer sus negociados, porque los empleados burlados (90% de la población) no se sienten parte de la república, y entonces no se sienten actores principales en cuestiones de Estado. Viven la vida sólo reclamando por sus necesidades y tienen prohibida la prosperidad.
Más detalles en
 
http://www.proyectoactitud.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!

¿Cómo explicar la Cuarta Postura?

Antes del siglo XIX, cuando un laburante hacía una silla cobraba UNO.  Si hacía dos, cobraba DOS Si se quedaba por la noche y hacía tres, ...