sábado, 14 de septiembre de 2013

La naturaleza se expande más que el progreso

El ser humano de hoy tiene un miedo nuevo que lo paraliza y lo ha dejado en esta crisis global que parece no tener otro destino que la extinción de la especie.

A pesar de que la historia lo ha demostrado sobradamente, descree que la naturaleza se expande más que el progreso.
El humano de hoy tiene miedo de "lastimarla" y le tiene miedo al progreso.

Nuestra especie no tiene otra razón de ser que el progreso.
Si éste no se manifiesta... ¿para qué se necesita nuestra especie?

Si hay algo que se contrapone al progreso es la solidaridad obligatoria.

El Estado Benefactor lo que hace es quitar al que produce y trabaja para darle al que no hace nada, siendo la política el vehículo mas idóneo para sus ambiciones desmedidas y los necesitados las víctimas necesarias para tales fines. 

Ya los griegos consideraban que la política era una forma práctica de dar impulso a las ayudas sociales, pero sabemos también que las demagogias populistas se sirven de ella con reglas imperativas para imponer la solidaridad por la fuerza...cuando la solidaridad debería ser una expresión voluntaria, de cada uno, conforme a su adecuada capacidad contributiva.
Ésta puede ser expresada en cualquier tipo de ayuda y nunca impuesta por el Estado, que sólo sabe meterle la mano en el bolsillo al pueblo para hacer frente a sus intereses solidarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!