domingo, 13 de octubre de 2013

El derecho de ganar

Desde la segunda guerra mundial se viene intentando sin éxito contrarrestar la injusticia de que son objeto las personas no emprendedoras.
Y el fracaso obedece a que se pretende instalar unos "derechos del hombre" que en realidad no son derechos sino sólo alivios al síntoma de esa injusticia.

El principal derecho del hombre es que su trabajo sea remunerado a su precio y no a su costo, cosa que se le viene negando desde la revolución industrial.


Al principio, a la diferencia se la quedaba su  empleador, pero desde que se instalaron esos falsos "derechos del hombre" se la viene quedando el Estado asistencialista, el populismo!

El principal derecho del hombre entonces es ese derecho de ganar en base a su mayor esfuerzo o al desarrollo de su creatividad, que hace mucho se cayó en el camino y nadie lo levanta.
Recién se recuperará cuando el Estado advierta que lo que retiene sobre las ganancias de todas las empresas no es otra cosa que esa diferencia entre el precio y el costo del trabajo del personal de esa empresa.

2 comentarios:

  1. Lo interesante del asunto es que la bandera de los derechos humanos también fue asumida por aquellos que se colocaban a la izquierda del espectro político a partir del marxismo y que se supone "comprenden" la cuestión relativa a la plusvalía. Los que debían defender el trabajo se encontraron entre los primeros que lo subordinaron a la estrategia populista de dominación basada en la estructura burocratica del estado (revisar por ejemplo las socialdemocracias europeas y sus politicas asistencialistas).

    ResponderEliminar
  2. Así es.
    La paradoja de nuestra era es el curioso bloqueo que se ha logrado en las mentes respecto de lo que descubrió Marx.

    ResponderEliminar

Su comentario será bienvenido!