jueves, 27 de junio de 2013

El egoísmo divino

El egoísmo es un canto a la dignidad del hombre, canto al inmenso valor de la autonomía y la libertad personal. El hombre que vive bajo el amparo eterno del "plan social" sufre el desprecio inconfeso del demagogo que solo se mueve por su ansia de poder. El subsidio eterno embrutece y parasita. La moral populista, llámese peronista, kirchnerista, socialista, progresista, etc., es el lobo con piel de oveja que ahonda y perpetúa la degradación de la especie humana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!

¿Cómo explicar la Cuarta Postura?

Antes del siglo XIX, cuando un laburante hacía una silla cobraba UNO.  Si hacía dos, cobraba DOS Si se quedaba por la noche y hacía tres, ...