martes, 11 de junio de 2013

Ganas de Trabajar

Oficialismo y oposición lamentablemente se han puesto de acuerdo en algo peligroso: Le tienen miedo al progreso (de los demás).
¿Será que les perjudica el progreso material?
A las personas  comunes, el progreso material no los perjudica ni los beneficia.

La persona humana es un pasajero de la eternidad.
El que se beneficia es el Creador, porque todos esos excedentes, luego se convierten en progreso verdadero con el aprovechamiento de nuevas formas de energía que surgen cuando el grueso de la humanidad tiene ganas de trabajar, porque gana trabajando.

En toda comunidad siempre habrá un solo "maestro" superando la ilusión del ego pero cientos de personas que no lo lograrán nunca.
Así que pretender que la humanidad entera ascienda espiritualmente es imposible. Dios no quiere que se advierta que el ego es una ilusión, porque en ese caso ¿quién generaría el progreso?

Quiero alertar gravemente respecto de este tema.
Estamos contraviniendo la voluntad de Dios con eso de denostar el progreso material.

Marx descubrió la plusvalía, luego los papas fascistas se la quitaron a los emprendedores y la transfirieron al Estado inventando el Impuesto a las Ganancias de las empresas. 
Hoy tenemos ese dinero para utilizarlo como Dios manda.
Proyecto Actitud

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario será bienvenido!